¿Sabes qué es la cosmética eco-natural?

Cosmética respetuosa, libre de tóxicos, no testada en animales.

 

Cosméticos son todos aquellos productos que utilizamos en nuestra higiene y cuidado diario personal. Pueden ser muchos y muy diversos: gel, champú, gomina, laca, mascarilla, pasta de dientes, after-shave, desodorante, hidratante corporal, crema de manos, maquillaje, cremas faciales, etc

En ecoessentia creemos firmemente en que la cosmética debe ser un punto más a tener en cuenta si deseas llevar un estilo de vida saludable, ya que la piel también come y lo que ponemos en ella pasa directamente al torrente sanguíneo y de allí a nuestros órganos.

La base de nuestra filosofía es el respeto y defendemos que un producto que está destinado a cuidarnos, no puede, ni debe contener ingredientes tóxicos y perjudiciales para la salud y tampoco para el medio ambiente.

Por lo tanto las principales diferencias entre la cosmética convencional y la cosmética ecológica, orgánica, Bio o eco-natural (como nos gusta llamarla en ecoessentia), se resumen en las materias primas empleadas para su elaboración y el respeto hacia la naturaleza que aporta cada una de ellas.

Los componentes que la cosmética convencional utiliza, son en su gran mayoría materias primas de origen sintético o químico, en muchas ocasiones perjudiciales para la salud según reconoce la propia OMS, que poco o nada aportan en el cuidado de nuestra piel y además perjudican nuestra salud. En la cosmética eco-natural, se usan materias primas biodegradables de origen natural como aceites vegetales y esenciales, mantecas, extractos de hierbas, plantas y flores y otros muchos principias activos que la naturaleza nos ofrece.

Los ingredientes naturales, tienen un alto contenido en ácidos grasos, vitaminas, oligoelementos, antioxidantes, minerales,… alimentos que nuestra piel necesita y que son altamente compatibles con ella, alimentos que la hidratan, nutren, protegen, calman y regeneran en profundidad y de verdad. Auténticos tratamientos de salud y belleza.

No te dejes engañar por los nombres rimbombantes creados en un departamento de marketing y que realmente no aportan nada bueno a tu piel, no creas todo lo que leas en una etiqueta. Utiliza el sentido común, infórmate y acostúmbrate a mirar el listado de ingredientes, no hay otro secreto para poder elegir bien.

La cosmética eco-natural cumple además con el compromiso de respetar a la naturaleza y las personas. Se tiene en cuenta la forma de cultivo y siempre que es posible se utilizan ingredientes procedentes de agricultura ecológica libre de pesticidas y otras prácticas poco saludables, no se emplean materias primas modificadas genéticamente, se da prioridad a la producción local evitando transportes innecesarios y ayudando a impulsar la economía, cuando se trabaja con el exterior se hace con contratos de comercio justo, se cuidan los procesos de producción, fabricación y envasado para que resulten lo menos contaminantes posibles y por supuesto, no se testa en animales, ni el producto final, ni las materias primas empleadas en su composición.

No debemos olvidar que la tierra es nuestra casa y todo lo que la hagamos, nos será devuelto. Si contaminamos el agua y el aire, beberemos y respiraremos agua y aire contaminados.

Por lo tanto el uso de cosmética eco-natural forma parte de una filosofía de vida de respeto por las personas y por la tierra.

Te preguntarás por qué la cosmética convencional no tiene en cuenta nuestra salud ni el medio ambiente. Hacerlo encarece muchísimo los costes y baja de forma muy considerable los márgenes de beneficio. Por desgracia, hay empresas para las cuales la rentabilidad está por encima de cualquier otra cosa y por tanto en ecoessentia pensamos que este tipo de cosmética no debiera ser una opción.

X