ESPONJAS KONJAC. SI NO LAS CONOCES, TE VAN A ENAMORAR

Las esponjas Konjac son uno de esos productos de los que hemos oído hablar alguna vez, pero que no sabemos muy bien lo que es. También es uno de esos que una vez que los pruebas, ya no te separas de él nunca jamás y se vuelve parte de tu rutina de cuidados faciales, como si siempre hubiera estado allí.

Se trata de una esponja 100% Natural y 100% Biodegradable para la limpieza facial y corporal.

IMG-20160715-WA0002.jpg

****Pues bien, vamos a empezar despejando dudas y aclarando QUÉ ES ESTO DE LA ESPONJA KONJAC.

La "Amorphophallus konjac" es una planta perenne nativa del sudeste de Asia. Crece de forma natural en Vietnam, China, Indonesia, Corea del Sur y Japón.

Ha sido utilizada como un alimento durante más de 1.500 años, y es conocida por sus propiedades medicinales. Los asiáticos también la han usado desde hace más de un siglo como tratamiento de belleza para la piel delicada y sensible.

Las esponjas Konjac están hechas de fibras vegetales 100% naturales de la raíz de la Amorphophallus konjac. La pasta obtenida después de moler la raíz en polvo, se mezcla con agua y extractos de plantas y arcilla de color, lo que da a la esponja su color.

Se adapta a todo tipo de piel, incluidas las más sensibles

****Aclarado lo que es, vamos a ver ahora PARA QUÉ SIRVE.

No me cansaré de repetir (el que ha pasado por la tienda lo sabrá 😉 ), que algo absolutamente fundamental para tener una piel bonita es la limpieza. La limpieza es la base para que los tratamientos que nos apliquemos puedan funcionar. De nada sirve que uses productos super buenos, si después no limpias la piel de forma adecuada.

Las fibras de esta esponja son alcalinas e hidratantes, por lo que es aconsejable para equilibrar la acidez de las pieles con impurezas y grasa. Un pequeño masaje nocturno con la esponja estimulará el flujo sanguíneo, mejorando la oxigenación de la piel y  la regeneración celular.

A pesar de ser muy suave, realiza una pequeña exfoliación que elimina las células muertas de la piel de forma muy delicada.

****¿Y cuáles son los BENEFICIOS del uso de la esponja Konjac en tu rutina de limpieza diaria?

Realizan una limpieza en profundidad

Eliminan las impurezas y el exceso de sebo.

Exfolian suavemente.

Ayudan a cerrar los poros dilatados.

Aportan luminosidad y uniformidad al tono de la piel con un uso continuado.

****Y por último y muy importante, ¿CÓMO SE UTILIZAN?.

Konjac dibu

En primer lugar elige la más adecuada a tu tipo de piel. Lady Green (que son las que tenemos en ecoessentia), tiene 5 diferentes:

Konjac de lavanda: para pieles mixtas y sensibles

Konjac de limón: para pieles mixtas con tendencia grasa

Konjac menta: para pieles grasas

Konjac bambú: Pieles muy grasas y con acné

Konjac rosa: para pieles secas y sensibles

Una vez elegida la más adecuada, debemos utilizarla una vez al día, recomiendo mejor por la noche, que es cuando la limpieza de la piel debe realizarse de una manera más meticulosa ya que, te maquilles o no, las impurezas se acumulan a lo largo del día (contaminación, polvo, humo, sebo, …). La piel por la noche realiza unas funciones diferentes a las que realiza durante el día y son básicamente, regeneración y eliminación de toxinas. Si la ayudas con la limpieza, ayudaras también a que realice estas funciones de forma mucho más efectiva.

Si te maquillas, desmaquíllate como estés acostumbrada y después, con la piel ya desmaquillada, humedece la esponja con agua templada hasta que esté expandida y blandita, escurre el exceso de agua y realiza un suave masaje en circulitos por toda la piel de cara, cuello y escote. No hace falta aclarado, pero esto lo dejo a gusto de cada uno. Después, aplica tu contorno de ojos y tu crema de noche, suero, aceite facial, etc y a dormir!.

Si te maquillas, pero eres vaguilla para esto de las rutinas de cuidado facial, puedes utilizar la konjac directamente con tu limpiador habitual (leche, jabón, gel,…). Aunque yo siempre digo que cuidarse a uno mismo es un acto de amor y debiera ser también un acto relajante, algo que nos merecemos después de un día duro.

Si no te maquillas, pues lo mismo, pero sáltate el paso del desmaquillado previo.

Cuando acabes, enjuaga la esponja con agua tibia, retira el exceso de agua y déjala colgadita en un lugar seco.

Si usas la corporal también, sólo tienes que utilizarla como una esponja de baño normal, no olvidando aclarar y colgar  después de su uso en un lugar seco. Te aportará los mismo beneficios que los que ya hemos comentado que aportan las faciales.

Te durará aproximadamente tres meses, cuando empiece a dar muestras de desgaste, ha llegado el momento de cambiarla.

Espero que os haya aclarado qué son y para qué sirven las esponjas Konjac. Si aún así tenéis cualquier duda, ya las conocías, las has usas habitualment,…comparte tu duda o experiencia y déjanos tu comentario.

Feliz fin de semana!!!

Ecoessentia: tienda de cosmética natural y ecológica Bilbao

Guardar

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

No hay comentarios.

Agregar comentario

X