Protectores solares respetuosos y biodegradables

FILTROS SOLARES

Para hablar de protectores solares respetuosos y biodegradables, antes hay que tener claros algunos conceptos que vamos a tratar en este post.

Nuestro cuerpo genera mecanismos naturales de protección frente a la radiación solar, con la formación de melanina, el sudor, la hiperqueratinización o engrosamiento de la piel, etc, pero estos mecanismos no son suficientes cuando nos exponemos al sol o la cantidad de radiación que llega a nuestra piel, es mayor que la protección natural que ésta genera.

Por este motivo, se deben usar filtros solares que ayuden a proteger a nuestra piel de la radiación solar.

No conviene olvidar que el tiempo de exposición solar a lo largo de la vida de una persona es acumulativo y tiene un límite que cuando se sobrepasa, nos puede traer problemas serios. Muchas personas, agotan este tiempo recomendado antes de cumplir los 18 años.

sun-cream-1337629_640

TIPOS DE RADIACIÓN SOLAR:

Existen tres tipos de radiación solar ultravioleta UVA, UVB y UVC.

Los rayos UVA, llegan casi en su totalidad a la tierra, los UVB son absorbidos en gran medida por la capa de ozono y los UVC, son absorbidos en su totalidad y no llegan a la tierra. De aquí una de las muchas razones importantes de proteger la capa de ozono,  que nos libra de las radiaciones más perjudiciales del sol.

*Los rayos UVA atraviesan la epidermis y llegan hasta la dermis (capa de la piel que se encuentra por debajo de la epidermis y por encima de la hipodermis). SON RESPONSABLES DE QUE NOS BRONCEEMOS por oxidación de la melanina. Los UVA, deterioran la elastina y el colágeno de la piel, proteínas responsables de su textura, elasticidad y firmeza, ACELERANDO EL PROCESO DE ENVEJECIMIENTO cutáneo y aumentan el riesgo de sufrir cáncer de piel.

*Los UVB llegan sólo a la epidermis y SON LOS RESPONSABLES DE QUE LA PIEL SE QUEME Y SE ENROJEZCA Y AUMENTAN EL RIESGO DE CÁNCER Y CATARATAS.

*Los UVC son muy peligrosos para la salud, pero por fortuna y gracias a nuestra capa de Ozono que tanto maltratamos, no llegan a la tierra.

Además está la radiación infrarroja IR. El IR de tipo A, penetra hasta la hipodermis aumentando su temperatura y haciéndola más sensible a alergias solares, foto-envejecimiento cutáneo y cáncer de piel.

FACTOR DE PROTECCIÓN SOLAR:

El factor de protección solar indica cuánto tiempo el protector aumenta la capacidad de defensa natural de la piel antes de quemarse por exposición a los rayos UVB. Si por ejemplo tu piel se quema en 10 min sin protección, con una protección 15, aguantará 10x15=150 min hasta quemarse.

Otra de las cosas que vemos escritas en los protectores solares y no sabemos lo que significa, es “broad Spectrum” (amplio espectro)

Lo que quiere decir esta indicación, es que el protector va a ofrecer protección contra los rayos UVA y UVB. Esto se reguló recientemente, porque anteriormente muchos productos etiquetados con “broad spectrum”, solo protegían contra las radiaciones UVB y no contra las UVA.

Lo ideal sería usar un factor de protección entre un 30 y un 50 de amplio espectro. Las nuevas regulaciones establecen que los productos no deben promocionar más de un SPF de 50 porque en realidad después de este grado no se puede comprobar que se ofrezca más protección. Otro de los cambios recién aprobados, es que los productos que no ofrecen amplio espectro o tienen SPF menor a 15, deben tener una advertencia señalando que dicho producto protege contra quemaduras, pero no contra cáncer de la piel u otros daños más serios.

A TENER EN CUENTA:

Tenemos que tener en cuenta a la hora de exponer nuestra piel al sol, que en la cantidad de radiación que llega a la Tierra intervienen diversos factores. Entre los más importantes se encuentran:

*La capa de ozono. La destrucción de la capa de ozono, favorece que llegue una mayor cantidad de radiaciones ultravioleta del tipo B, a la superficie de la Tierra, aumentando la aparición de enfermedades como el cáncer de piel y las cataratas.

*La hora del día: cuanto más alto está el sol (desde las 11:30, hasta las 17:00) más intensa es la radiación UV porque al incidir de forma vertical sobre la tierra, tiene que atravesar menor cantidad de atmósfera.

*La altitud: a mayor altitud nos encontremos, menor cantidad de atmósfera debe atravesar la radiación UV. Por cada 1.000 metros de altura la radiación UV aumenta entre un 6% y un 8%.

*La latitud: en las zonas más cercanas al Ecuador existe una mayor intensidad de las radiaciones solares.

*Las condiciones climatológicas: las nubes muy gruesas suelen disminuir la cantidad de radiación ultravioleta. Sin embargo, las nubes finas, no nos protegen de la radiación UV e incluso, en ocasiones hacen que la cantidad de radiación aumente.

*La reflexión: cuando los rayos UV llegan a la superficie terrestre parte son absorbidos y parte reflejados. La nieve puede reflejar hasta el 80% de la radiación que le llega, aumentando la incidencia de la radiación.

*La estación del año: en otoño e invierno la cantidad de radiación solar es menor que en primavera y verano.

También influyen además muchos otros factores como por ejemplo el estar tomando ciertos medicamentos o, super importante, el tipo de piel que tengamos (más o menos melanina, más o menos grosor de la piel,….)

TIPOS DE FILTROS SOLARES:

Existen dos tipos de filtros en el mercado: los filtros físicos, y los filtros químicos.

*Los filtros físicos son los que se utilizan en cosmética natural y ecológica. Los  más habituales son los óxidos de zinc y dióxido de titanio. Contienen micropartículas que actúan como pequeños espejos que reflejan la radiación solar impidiendo que ésta penetre en la piel. Podemos decir que actúan a modo de pantalla protectora.

Los filtros físicos son de amplio espectro, ya que actúan reflejando todas las radiaciones solares (ultravioleta A, B e infrarroja) con independencia de su longitud de onda.

Son más densos que los filtros químicos y su inconveniente es que a veces, dejan un halo blanquecino sobre la piel. En la actualidad esto ha evolucionado  muchísimo gracias a los avances tecnológicos y podemos conseguir cremas solares con filtros físicos estupendas que se extienden super bien.

Estos filtros no son absorbidos por la piel (siempre y cuando no contengan nano partículas), por lo que son recomendables para niños, pieles delicadas o con intolerancias.

Hay marcas eco  que emplean dióxido de titanio en forma de nanopartículas pero las recubren con silicio de tal manera que el tamaño aumenta y así no puede traspasar la barrera de la piel. En cualquier caso, si el producto lleva nanopartículas, aunque sean recubiertas, debe indicarlo en el envase por ley.

Las marcas ecológicas certificadas, garantizan que sólo usan filtros físicos. Asimismo, los solares ecológicos contienen aceites vegetales que, además de hidratar, actúan también como filtros contra los rayos UV, aunque en mucha menor medida.

*Los filtros químicos, actúan absorbiendo la radiación solar y transformándola en otro tipo de energía que no resulte nociva para la piel. Para que sean efectivos, hay que aplicárselos unos 30 minutos antes de exponerse al sol. Hay que tener cuidado porque éstos pueden NO ser de amplio espectro, con lo cual habrá que fijarse que esté indicado en el envase.

En los protectores solares con filtro químico se encuentran sustancias que pueden imitar a los estrógenos e inducir cáncer hormonodependiente y otras sustancias perjudiciales que debemos evitar a toda costa.

Se utilizan muchas veces en forma de nanopartículas, por lo que la cantidad de químicos que penetra en la piel es muy importante.

Hay muchísimos tipos de filtros químicos que conviene evitar, lo mejor como siempre, a no ser que seamos químicos, es consultar en páginas como “laveritásurlescosmetiques”.

La mayoría de cremas solares, incluso las específicas para niños, que compramos en farmacias y supermercados contienen este tipo de filtros perjudiciales para la salud.

Y por último, como en cualquier otro cosmético, debemos evitar también los Parabenes, Ftalatos,  derivados del petróleo, fragancias y aromas artificiales, metales pesados, nanopartículas y por desgracia, muchos otros compuestos.

Otra de las grandes ventajas de las cremas solares ecológicas, es que son biodegradables y no dañan el medio acuático, mientras que las de filtro químico son altamente contaminantes.

En conclusión, si quieres ir a lo seguro y además cuidar la tierra, puedes optar por algún producto ecológico con certificado.

CONSEJOS:

*Lo  mejor es usar filtros físicos como la ropa y mantenerse en la sombra. Usar sombreros de ala ancha y gafas de sol.

*Para las horas de máximo sol (de 11:30 a 17:00), no exponerse directamente al sol y usar filtros solares físicos preferiblemente con óxido de zinc.

*Renueva de forma habitual la aplicación de la crema solar, ya que con el sudor, el agua, etc, pierde su efectividad y aplica una cantidad suficiente de crema. No escatimes, se trata de la salud de tu piel.

*Consumir una dieta saludable llena de antioxidantes naturales ayuda no sólo a mantenerse saludable, también a contrarrestar el daño causado por la exposición a la radiación solar.  Consume alimentos frescos, crudos, sin procesar y por supuesto de cultivo ecológico siempre que te sea posible.

*Usa habitualmente aceite de sésamo, de jojoba, aguacate o  manteca de karité, entre otros, ya que también protegen de las radiaciones solares.

DEBEMOS EVITAR:

*Las nanopartículas. No utilices formatos en aerosol o polvo

*Los filtros químicos.

*Las lámparas solares y cabinas de bronceado.

Feliz verano y que disfrutes mucho del sol pero con precaución y de forma saludable!

Ecoessentia: tienda de cosmética natural y ecológica Bilbao

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

No hay comentarios.

Agregar comentario

X